Las cuatro piedras angulares de la estrategia global

La estrategia de Bertelsmann consiste en convertir al Grupo en una empresa más digital, más internacional y con un crecimiento más rápido en los próximos años, lo que implicará una reorganización gradual del Grupo a lo largo de un período de cinco a diez años. Con este objetivo en mente, el Comité Ejecutivo, el Consejo de Administración y los accionistas han acordado una estrategia que implica cuatro piedras angulares: la consolidación de la actividad principal, la transformación digital, la construcción de plataformas de crecimiento y la expansión de la presencia del Grupo en regiones en crecimiento.

Actividad principal y digitalización

Crecimiento